Métodos para sacar bollos







En un artículo anterior os mostrábamos como sacar un bollo de un depósito. En este vamos comentar, de forma más breve, otras tres formas de para sacar un bollo formado en la chapa.

Método del CO2:
Consiste en calentar la zona afectada con un secador de pelo durante cierto tiempo y después aplicarle CO2 comprimido, también llamado hielo seco o nieve carbónica. Este método sólo es eficaz para abolladuras leves en chapas de poco grosor, puede ser útil para sacar un pequeño bollo de una carrocería de coche pero muy poco útil en la restauración de motos. Veamos un video.


Método del contraste de calor:
Se trata de aplicar calor con un soplete a la zona dañada hasta ponerla al rojo y seguidamente echar agua muy fría, casi congelada. Este es uno de los métodos más tradicionales pero su efectividad es similar a la del anterior, con la desventaja de que hemos de pintar de nuevo la superficie tras realizar la operación.

Método de barrena:
Este método se suele utilizar bastante. Consiste en soldar una barra fina de hierro a la zona dañada y una vez unidas ambas partes tirar de la barra para sacar el bollo. Tiene el inconveniente de los restos de metal que quedan depositados tras la soldadura pero es bastante eficaz.

Metodo de palanca:
Se puede utilizar para sacar un bollo de un depósito de moto cuando este está cercano al orificio de entrada de combustible. Es eficaz y limpio. Lo entenderéis perfectamente cuando veáis este video.


Método de expansión:
Este nos sirve para sacar bollos a recipientes semicerrados como tubos de escape o depósitos. Consiste en aprovechar una de las cualidades del agua, que es que crece de volúmen cuando se congela. Se trata de llenar el depósito o escape con agua, cerrar herméticamente y meter la pieza en el congelador. La expansión del agua al convertirse en hielo hará que la abolladura salga hacia afuera. Es un sistema eficaz pero que tiene cierto riesgo. Hemos de procurar llenar lo suficiente pero a la vez no demasiado el depósito o escape de agua, porque de lo contrario corremos el peligro de que la expansión del agua reviente la pieza si esta es demasiado débil.

Estos son los métodos que nosotros aportamos para sacar un bollo a un depósito o un escape, si conocéis alguno más dejas un comentario.

0 comentarios: